top of page
  • Foto del escritorObservador

Chile, 50 años despues


"Que los sueños florezcan en donde trataron de ser cortados y que se conviertan en un símbolo de la memoria", es el significado de la flor de no me olvides, la imagen elegida como símbolo para conmemorar el 50 aniversario del golpe de estado en Chile.


 


 

“No era fácil encontrar una imagen única que permitiera aunar todo lo que había que decir, que funcionara bajo condiciones impredecibles y que además fuese recordable” sostienen desde la consultora de diseño sobre cultura e identidad Gaggeroworks ante la demanda del gobierno chileno.

La flor de no me olvides está hecha de lágrimas y sangre, representada en dos colores simples y opuestos: celeste y rojo, que se entrelazan y dialogan para unirse en un futuro soñado.


 





 

El lema de la conmemoración “la democracia es memoria y futuro” representa también la posibilidad a cincuenta años de un momento trágico y doloroso, de pensar en un futuro donde coexistan la memoria con verdad, la democracia como garantía de convivencia y el futuro como compromiso para las nuevas generaciones.


La narrativa visual se complementa con la tipografía Cincuenta basada en el cartelismo político chileno y que en su morfología contrapone ángulos agudos y curvas orgánicas, dando como resultado una letra sólida, fuerte y al mismo tiempo dúctil e incómoda, tal como se encuentra la historia reciente del país.


 




Commentaires


bottom of page