BBVA unifica su marca global

May 2, 2019

El banco de origen español unifica su marca en todo el mundo y actualiza su logotipo e identidad visual con la idea de reforzar su presencia digital.

 

 

Según comunicó la entidad bursatil, “como consecuencia de la decisión del holding, en BBVA Francés se ha iniciado un proceso de transición a la marca global BBVA, lo que implica que todos los activos identificados con marcas locales pasarán a ser identificados con la marca única BBVA”. Este es solo el primer paso que seguirán las demás marcas del grupo, según fuentes de la organización.

 

En el extranjero, las principales marcas son BBVA Bancomer en México, BBVA Compass en Estados Unidos, Garanti en Turquía, BBVA Francés en Argentina y el BBVA Continental en Perú. Estas entidades ya habian experimentado un rebranding para unificar la arquitectura de marcas.

 

 

Entre las ventajas de unificar la marca está que para la transformación digital “la presencia de una marca global es considerada un factor imprescindible”, para lograr así “una rápida evolución en términos de servicios financieros digitales”. El BBVA espera obtener “importantes beneficios” por la eficiencia en costes a largo plazo, porque favorece el nacimiento de sinergias globales, “la mayor facilidad para lograr una expansión a nuevos mercados y sectores, las mejoras en la credibilidad digital y porque se genera un aumento en el valor de la marca”

 

Ahora la Marca da un paso más en su estrategia y modifica su logotipo con la ayuda de la Consultora Landor y sus equipos internos. El Banco realizará un despliegue progresivo de su nueva identidad, que incluirá cambios en sus edificios, red de oficinas y materiales corporativos.

 

 

 

Análisis

 

Lo primero que tendríamos que preguntar ante un cambio de marca es: ¿Para qué hacerlo? y esa es la principal duda en este caso. Está clara la intención de unificar las marcas locales bajo la marca paraguas BBVA y es un acierto en términos de economía y gestión de recursos de la marca.

 

Pero el nuevo cambio del logotipo suena totalmente innecesario si se lo compara con su versión anterior. En una simple comparación salta a la vista la diferencia de calidad grafica entre un signo y otro. A esto se le suma los millones que se tendrán que invertir en actualizar en cientos de sucursales y en todos los soportes de comunicación en varios países, y el tiempo que tendrán que convivir ambos signos de identidad por lo que la pregunta vuelve a principio ¿para qué hacerlo?. Lo que en Banco Santander era una evolución, en BBVA suena a imposición.

Please reload

Diálogos con Carlos Puig Falcó

November 12, 2019

Una marca viva para Gabo

October 31, 2019

1/6
Please reload

Please reload