Signos-23.png
  • Observador

Se define la marca Rosario

Actualizado: 29 oct 2021

La ciudad argentina de Rosario organizo un concurso abierto para elegir el logotipo que la identificara por los próximos 10 años. Entre las tres opciones finalistas, presentamos aquí la propuesta ganadora.

 
 

La Fundación Rosario organizo un Concurso de Marca Gráfica, que tenía el objetivo de encontrar un logotipo surgido “del talento rosarino y del amor que los ciudadanos tienen para con nuestra ciudad”. En una primera instancia, el Comité evaluó los detalles técnicos de los trabajos presentados y su adaptación al brief propuesto, donde entre más de 35 proyectos presentados salieron los 3 finalistas. Hacia la elección final, el primer voto lo tenía el público, por lo que durante tres días todos los rosarinos tuvieron la posibilidad de conocer a las propuestas finalistas y votar por una de ellas. Más de 8.000ciudadanos se sumaron a esta elección.


Finalmente, el proyecto de las rosarinas Cecilia Cervera y Eladia Depetris fue el elegido por el jurado. En la terna final estuvieron los trabajos de Gonzalo Pereyra Doval y Cristian Tabares.


 





 

El Jurado lo integraron: Pablo Javkin, Intendente de Rosario; María Eugenia Schmuck, presidenta del Honorable Concejo Municipal de Rosario; Franco Bartolacci, rector de la Universidad Nacional de Rosario; Sebastian Lamelas, presidente de Fundación Rosario; y Carlos Bartolomé, presidente de Asociación Publicitaria de Agencias de Rosario; Luis Callegari, comunicador social, diseñador especializado en marcas y dirección de arte; y Ximena Muñoz Vivas, especialista internacional en Design Thinking. “Ya tenemos la Marca que nos va a identificar por los próximos 10 años, con lo cual concluimos este trabajo de más de dos años de identificar los ejes que nos posicionan y terminar de cerrarlo con esta identidad gráfica que definimos hoy con talento rosarino”, expresó Sebastián Lamelas.


 


 

Análisis


Aquí habría que analizar dos aspectos: Por un lado el Concurso, por otro lado la Marca.

En cuanto al primero, concluye así un trabajo de más de dos años que encaro la Fundación Rosario y el concurso abierto parece ser la única alternativa en estas instancias, un recurso valido pero limitado a su vez. Limitado porque se ciñe a profesionales nacidos en el lugar, lo que recorta el universo de los participantes idóneos, y limitado también porque fija un premio de $50.000 (USD 300), por lo cual ningún Estudio o profesional en activo podría dedicar tiempo a este concurso, a no ser que fuera motivado por razones externas como el amor al lugar o la posibilidad de mostrar su manera de hacer.


En cuanto a la marca gráfica, sigue faltando el criterio principal que debería tenerse en cuanta en esta categoría: la capacidad del símbolo de identificar correctamente al lugar.

Si ahora su símbolo principal es ROS pues ya tenemos un problema, porque no estamos identificando a Rosario. Este punto invalida todo análisis posterior, porque desde el vamos no cumple la función que debería. De por sí, toda Ciudad tiene su posicionamiento, sus referencias, sus hitos. La marca debería englobar, acompañar e impulsar esa imagen.


Dicho esto, vamos a las buenas noticias: Que se desarrolle una marca como recurso para vincular y promocionar la Ciudad, que la Fundación haya organizado talleres y encuentros para definir los lineamientos estratégicos de la marca, que convoquen a la ciudadanía a participar en la elección final, que propongan un símbolo a 10 años para posicionar y dar a conocer la Ciudad. Quizás el problema entonces este en la falta de referencias, de buenas prácticas, de organismos o asociaciones que acompañen esta buenas intenciones.